Desde el Palco: Los principios no cambian

 

Indignado por muchos motivos intento entender al hombre moderno, lleno de sofisticados aparatos electrónicos que en vez de unir, parece que nos apartan y nos lleva al poco respeto que presta a sus congéneres; las noticias en estos momentos para la sociedad actual no son nada alentadoras, estamos viviendo el drama de Gaza, vemos como se matan comunidades enteras de ancianas y niños en sus escuelas sin ningún reparo moral. Hace unos días los rusos provocaron la caída de un avión ucraniano lleno de pasajeros totalmente indefensos. En la frontera americana cientos de miles de niños son víctimas de la poca humanidad para que estos se reúnan con sus familias siendo devueltos sin misericordia alguna a ninguna parte. En nuestro país, con el “fenómeno del niño” nos encontramos de nuevo con la catástrofe que se vive en todo el país, en donde mueren de sed, las personas y varias especies animales. Aquí los políticos tienen mucha culpa de que los dineros destinados algún día no cumplieron el cometido de preservar la naturaleza ni al ser humano que también es `parte de ella. Vemos a diario como los grupos que están negociando “la Paz” con el gobierno derraman camiones enteros de petróleo a las cuencas de los ríos, para que las comunidades mueran de sed, continúan matando indefensos civiles entre ellos a niños inocentes con bombas y armas de todo tipo, ayer envenenaron con comida a unos cuantos soldados violando preceptos del Derecho Internacional Humanitario.

Con todo lo anterior continúo sin entender a una parte de la población empeñada en acabar la muerte del toro bravo con el pueril argumento de ser un hecho “bárbaro”; en Bogotá dicha población ha encontrado al funesto y leguleyo alcalde mayor, en ser el vocero de un atropello al patrimonio histórico y legado de nuestros mayores, actividad con todo el respaldo constitucional en varias sentencias de dicha Corte. Desafortunadamente para el Alcalde no hay instancias ni leyes que lo cobijen, la falta de principios es su bandera acatada por otra comunidad impávida que algún día vio como fue parte de atropellos al Derecho Natural.

¿Donde están aquellas Peñas Taurinas que protestaban el toro o torero que no cumplía con el reglamento y que dieron tanto prestigio a los triunfos de la Plaza de la Santamaría? Los recuerdo en mis primeros años de Matador de Toros en los cuales no caí en gracia seguramente por no “arrimarme”, me querían comer vivo, luego cuando les cogí “el lado flaco” me sacaron varias veces a hombros, ¡qué tiempos! había menos equipos electrónicos, pero había más unión y respeto por la vida y por la muerte, ¡la muerte con honor¡ de toro y torero. ¿Verdad Maestro Pepe?

Quiero llamar a un SOS pero no el de Maduro, para que los aficionados defendamos la Cultura Taurina y hagamos cumplir la Ley y la Constitución. La memoria de don Ignacio Sanz de Santamaría hay que respetarla con el precepto claro de que la Plaza de Toros de la Santamaría se construyó para el ARTE DEL TOREO no para el arte de la mentira y de la infamia. Por cierto nuestro presidente en reunión con las figuras del toreo el año pasado se comprometió a llevar al Ministerio de la Cultura por lo menos la inquietud de la declaratoria, de Patrimonio Cultural Inmaterial ¿otro incumplimiento más?

 

 

Aviso de Responsabilidad

La Fundación Cultural Girón no se hace responsable por ninguna de las informaciones, opiniones o artículos publicados por nuestros colaboradores, ni por los conceptos vertidos en ellos por nuestros usuarios.

Publicidad

Defensa de la Fiesta
Asociación Internacional de Tauromaquia

Contador de Visitas

Hoy
Ayer
Está Semana
Semana Pasada
Este Mes
Mes Pasado
Todos los Días
292
202
360
1568
3460
9324
1982727

Predicción para Hoy
1584

5.48%
2.22%
1.42%
0.40%
0.05%
90.44%

Tú IP:54.198.104.202